Acceso Mayores 25 años

Acceso a la Universidad para mayores de 25 años

Vuelta a las aulas después de los 50

Las llamadas Aulas de Mayores congregan a más de 23.000 alumnos de entre 50 y 85 años, en programas que duran entre tres y cinco años

Muchos pisan las aulas por primera vez, otros se ponen de nuevo ante los libros y los hay que compiten con sus hijos, o con sus nietos, por ver quién saca mejores notas. Todos han rebasado la cincuentena, la mayoría son jubilados, y al contrario que los jóvenes, el título es para ellos lo de menos, les mueve la curiosidad y las ganas de superarse y de aprender. Casi ninguno fue a la universidad cuando le tocaba por edad (sólo el 58% de la población española mayor de 55 años ha alcanzado dicho nivel de estudios, según el Instituto Nacional de Estadística), pero en la actualidad medio centenar de universidades españolas, públicas y privadas, acogen en sus aulas a unos 23.000 alumnos, según datos del Imserso, en los cursos correspondientes a los programas académicos para mayores de 55 años que se imparten en toda España, y que empezaron tímidamente su andadura en la década de los noventa.

Según datos del Proyecto AEPUMA (Análisis y evaluación de las enseñanzas universitarias para personas mayores en España y Europa), elaborado por la Universidad de Alicante, el alumnado que acude a estas aulas es muy diverso, aunque relativamente joven, ya que la edad de la mayoría de los estudiantes se sitúa entre los 55 y 64 años (55%). En su mayoría son mujeres un 645% aunque hay algunas comunidades autónomas como Baleares donde el 78% de ellos son hombres, mientras que en otras comunidades como Madrid, País Vasco y Alicante la participación masculina supera el 40%.

El requisito de acceso más generalizado es el de la edad; superar los 55 años es condición necesaria para el 58% de los programas. En otros (32%), se reduce a los 50, y en otros, los menos, la edad de acceso si sitúa en los 60 años. Varios programas establecen otros requisitos de acceso, como estar jubilado o no desempeñar ningún trabajo remunerado. Por lo que respecta a los contenidos, los relacionados con las Humanidades y las Ciencias Sociales destacan sobre el resto (5478%). En segunda posición se encuentran las Ciencias de la Salud (1184) y a la cola los idiomas (224%).

La primera Universidad de Mayores data de 1973 y se creó en Toulouse (Francia). Esta variante de la educación superior intenta dar respuesta a la Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el Siglo XXI, de la UNESCO, que planteaba la necesidad de que la educación superior debía abrirse a los educandos adultos de manera flexible, abierta y creativa. En esta línea se inscribe también el Informe Delors (1989), que abogaba por una educación permanente, sin límites de espacio o edad, que dé respuesta a una profunda necesidad de cultura y de actualización de unos adultos que ahora disfrutan de una mayor longevidad a la que desean sacar el máximo aprovechamiento.

En nuestro país, esta acción formativa se ampara en lo establecido por la Ley Orgánica de Universidades (LOU) en su Título Preliminar, artículo 1, apartado d) que considera que es misión de la universidad la difusión del conocimiento y la cultura a través de la extensión universitaria y la formación a lo largo de toda la vida, y el Título VI, artículo 34.3, que señala que las universidades podrán establecer enseñanzas conducentes a la obtención de diplomas y títulos propios, así como enseñanzas de formación a lo largo de toda la vida.

Los programas suelen tener, en términos generales, una duración de entre 3 y 5 años, y están destinados a personas mayores de 55 años, pero hay excepciones, como las de la Universidad de Mayores José Saramago, la Universidad San Pablo CEU y la Universidad Pública de Navarra, que establecen la edad de admisión a partir de los 50 años. 

El precio de matrícula por cada curso completo varía mucho entre las distintas universidades, así, asistir a las clases que oferta la Universidad de Extremadura sólo cuesta 5223 euros, 6228 euros el matrimonio, mientras que la matrícula de la Vniversitas Senioribvs de la San Pablo CEU supera los 1.000 euros. Las clases suelen comenzar en el mes de octubre y terminar en junio, y la información sobre las mismas se puede obtener en las propias universidades, las de toda la vida. Durante el curso las clases teóricas se alternan con la realización de algún tipo de trabajo o actividad complementaria. En cuanto a la duración de los cursos, la variedad también es amplia, pero abundan los programas de 45 créditos a razón de 15 por curso (150 horas) aunque hay universidades, como la Nau Gran de Valencia y la José Saramago que superan las 600 horas lectivas. Al finalizar los estudios, sin exámenes de por medio, basta con asistir a clase, asistencia que se suele demostrar mediante firma, los alumnos obtienen un diploma, eso si, meramente acreditativo.

acceso universidad mayores

Accede a la Universidad con el curso que se adapta a ti

solicita información sin compromiso